En el 2017 cambió el sector de las sofipos

Odoo CMS- Sample image floating

Durante el 2016 y el 2017 el sector de las sociedades financieras populares (sofipos) poco a poco modificó su composición, principalmente por la revocación de la autorización de operación de algunas entidades de este tipo así como a una de las federaciones que las supervisan de manera auxiliar.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), durante el 2016 se revocó la autorización para operar a tres sofipos: Alta Servicios Financieros, Sofagro y Opormex.

Asimismo, el 14 de octubre del 2016, la junta de gobierno de la CNBV revocó la autorización para operar a la Federación Mexicana de Desarrollo, “por no cumplir con las disposiciones disponibles”.

Esto hizo que las sofipos afiliadas a esta federación y, a las cuales ejercía una inspección auxiliar, fueran supervisadas por otras federaciones.

Así, las sociedades financiera Súmate, Financiera Auxi y Paso Seguro comenzaron a ser supervisadas por la federación Fortaleza Social, mientras que la sofipo Financiera del Sector Social se afilió a la Federación Atlántico Pacífico del Sector de Ahorro y Crédito Popular.

Durante la primera parte del 2017, exactamente en marzo de ese año, la CNBV anunció el inicio de operaciones de SFP Porvenir, la cual había sido autorizada en el primer trimestre del 2014, pero todavía no tenía el aval para operar.

Cuando parecía que no habría más cambios en el sector, en noviembre del 2017, la CNBV informó sobre la autorización de Grensa para constituirse como sofipo.

Desde el 2014, año en el que se dio a conocer el fraude de Ficrea, no se habían anunciado nuevas autorizaciones dentro del sector, hasta que se informó el caso de Grensa, la cual está enfocada a atender el sector agropecuario en el estado de Sonora.

Con esto, el sector quedó conformado al cierre del 2017 con 46 sofipos, de las cuales 44 están en operación y dos están autorizadas, pero todavía no operan, que son NC Opciones de Negocio y Grensa.

CRÉDITOS COMERCIALES CRECEN

A septiembre del 2017, la cartera de crédito total de este sector arrojó un saldo de 24,515 millones de pesos, esto es un crecimiento de 14.9% respecto al mismo periodo del 2016.

La cartera de préstamos comerciales fue la que tuvo un incremento anual más significativo, de 31.5%, para reportar un saldo a septiembre del 2017 de 11,937 millones de pesos y significó 48.7% de la cartera de crédito total.

Asimismo, los créditos de consumo reportaron un saldo de 12,329 millones de pesos, con un crecimiento anual de 5.2 por ciento.

“Del total, la cartera de consumo representó 50.3% con 12,329 millones de pesos y un incremento anual de 5.2%”, detalló la CNBV.

 Respecto a los créditos a la vivienda del sector, éstos tuvieron una caída anual en su saldo al tercer trimestre del 2017 de 52.7%, para ubicarse en 249 millones de dólares.

Por su parte, el índice de morosidad de la cartera total se ubicó en 10.24%, lo que representa un incremento anual de 0.55 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del 2016.

Fuente: El Economista

Share