La corrupción en México emana de un Gobierno autoritario y una frágil democracia: académicos

Odoo CMS- Sample image floating

La corrupción y la impunidad son síntomas de gobiernos autoritarios y democracias débiles, afirmaron este día académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el marco de la conferencia internacional “Democracia y autoritarismo en México y el mundo, de cara a las elecciones 2018, el doctor Jaime Cárdenas Gracia, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), refirió que la corrupción, en un sentido laxo, es la violación a un sistema normativo para obtener una ventaja indebida”.

Sin embargo, agregó, la corrupción es un fenómeno que implica un “monopolio en la decisión”, acompañado por el ejercicio “discrecional” del poder público, en ausencia de la rendición de cuentas.

Esto significa la existencia de “un poder que no tiene controles y límites; que es arbitrario” y que “no es susceptible de responsabilidad ni sanciones –es impune–”, posible por la falta de contrapesos, entre ellos la participación ciudadana -cuya ausencia es símbolo de autoritarismos y democracias débiles-, apuntó el especialista.

En ese sentido, comentó que el problema es que “México cree que puede enfrentar un problema, que tiene una vertiente psicológica marcadamente estructurada, con simples reformas constitucionales o legales. Y ahí se muestra una tragedia”.

Los académicos coincidieron en que el papel de las leyes en una sociedad democrática es el establecimiento de controles adecuados para frenar a los detentadores del poder.

No obstante, los mecanismos legales tienen límites. Y aunque puedan y den la impresión de combatir las demandas populares en materia de corrupción, si no se construye ciudadanía, no hay quien supervise al gobierno -salvo el mismo gobierno-. Y allí está la ocasión del abuso, explicaron.

De acuerdo con Stephen Morris, académico de la Universidad estatal de Middle Tennessee, en Estados Unidos, mientras más empoderado esté el pueblo, es más difícil que se disemine la corrupción.

Precisamente en países como México, explicó, “hay una relación entre la exclusión, la desigualdad y la corrupción”.

Para el especialista, existen grados de corrupción dependiendo del nivel de poder de los individuos.

Fuente: Sin Embargo

Share