Podrán certificarse en Materia PLD hasta 3,000 personas

Odoo CMS- Sample image floating

Durante este año, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dará oportunidad a 3,000 personas dedicadas a la prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en el sistema financiero para obtener su certificación en la materia.

De acuerdo con Sandro García-Rojas Castillo, vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la CNBV, uno de los retos para este organismo durante el 2018 es fortalecer el acercamiento con aquellos sectores o entidades a los que se les haya dificultado obtener dicha certificación en este proceso, que surgió como parte de la reforma financiera.

Habrá dos exámenes en este año. Como es un año que tiene no solamente el periodo electoral, sino eventualmente un corte de la administración gubernamental en diciembre, preferimos hacer dos exámenes que tuvieran cuando mucho 1,500 sustentantes; en cada uno de los exámenes, entonces podríamos tener hasta 3,000 sustentantes este año”, explicó el funcionario en entrevista.

Este año, los exámenes serán aplicados el 21 de abril y el 22 de septiembre. Para la primera prueba anual, los interesados tienen hasta el 28 de febrero para enviar la documentación necesaria para realizar el examen; para el segundo examen, el proceso comienza el próximo 1 de junio.

El vicepresidente de la CNBV reconoció que hay algunas entidades de ciertos sectores a las que se les ha dificultado obtener dicha certificación, la cual surgió como una de las medidas de la reforma financiera en el sentido de que todas las entidades del sistema tienen que contar con oficial de cumplimiento certificado en materia de prevención de lavado; dicha obligación también es para auditores externos independientes y demás expertos en la materia.

Según la información de la CNBV, el sector bancario y el de las casas de bolsa ya cumplieron con esta medida en su totalidad; sin embargo, existen otros, que avanzan conforme a la realización de los exámenes previstos.

Ante esto, hay sectores, como las entidades de ahorro y crédito popular, que se encuentran más rezagados en obtener dicha certificación; sin embargo, a pesar de estar contemplada, todavía no hay una norma que obligue a las entidades a cumplir con esta medida.

Es por eso que, según el funcionario de la CNBV, se tendrá en este 2018 un acercamiento con dichos sectores para conocer las causas que les impiden cumplir con esta medida.

“(Este año) se continuará con el acercamiento en los sectores, en especial con aquellos que les ha costado más trabajo, por diferentes factores: contar con un oficial de cumplimiento certificado, por ejemplo, sectores populares o el de financieras de objeto múltiple”, indicó García-Rojas Castillo.

De acuerdo con la CNBV, el objetivo de esta certificación es constatar que los profesionales que prestan sus servicios a las entidades financieras y personas sujetas a la supervisión de este órgano regulador cuentan con los conocimientos necesarios en materia de prevención de blanqueo de capitales.

VISTA DE BUENA MANERA

Para el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo, esta medida es valiosa para mejorar y estandarizar el conocimiento de prevención de blanqueo.

“En una moción valiosa para mejorar y estandarizar el conocimiento de antilavado de dinero y contra el financiamiento al terrorismo entre los profesionales clave, la CNBV introdujo la obligación de que todos los oficiales de cumplimiento y auditores internos y externos que realizan el trabajo (en la materia) estén certificados a través de un proceso de examen”, detalló el GAFI en la última evaluación que realizó a México sobre su lucha contra el blanqueo.

El organismo internacional indicó que este proceso sería implementado en un futuro en otros sectores, como el de seguros y el de las administradoras de fondos para el retiro.

Si presentas examen de Certificación CNBV, acércate a nosotros para apoyarte en tu Capacitación y lograr tu Certificación como Profesional en Materia de PLD/FT.

Fuente: El Economista

Share